Publicado el Deja un comentario

3 cosas que aprendí cuando me hackearon mi cuenta de instagram

  1. Tus seguidores no son tuyos, son de la red social en la que estás. Tenía 32 mil seguidores en el perfil de mi tienda de telas y desaparecieron al minuto que me robaron los datos. Las  fotos y los textos que vuelcas con tanto trabajo y amor no son tuyos. Son de la red social y ella hace con ellos lo que quiere. Te recomiendo, por lo mismo, guardar todo tu contenido en un blog propio o en tu computador, al menos.
  1. Las redes sociales son un amplificador de tu trabajo. Solo eso. El centro de control debe estar en tu web y en tu blog. Por eso, te recomiendo que hagas tu web, si es que tienes una tienda o una cuenta con contenido de valor.
  1. Y aquí va un cliché, pero es que es tan real: en los momentos difíciles están las personas que realmente te valoran. Recibí demasiado apoyo de muchas personas que compartieron mi nueva cuenta apenas supieron lo que había pasado. También por mail y muchos nuevos likes, necesarios para crecer virtualmente. Por eso, estoy infinitamente agradecida del apoyo, consejos y cariño que recibí. Incluso, se me acercaron tiendas de telas que me dieron consejos de cómo recuperar la cuenta 😍.

(También, hubo un par de cuentas grandes a las que pedí directamente difusión, me dieron las condolencias, me dijeron, “obvio”; pero nunca lo hicieron, jaja, 😏).

Estamos de vuelta, con poco descanso y poca desconexión. Pero seguimos. Las próximas semanas llegan novedades internacionales 🌎. Tendremos una nueva marca de telas de extra calidad. Las telas viajan en avión y estoy cruzando los dedos para que lleguen sanas y salvas a casa. Ya les contaré sobre ellas vía mail 💌.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *